El pasado 15 de enero comenzaron a producirse los primeros rumores que apuntaban a que el medio de pago de la compañía que tiene dispuesto en su página web había sufrido un ciberataque. Al día siguiente, ante la acometida de miles de usuarios quejándose del robo de datos de tarjetas de crédito, OnePlus decidió cancelar los pedidos y facilitar el pago a través de otros canales.

Ahora, tan solo 3 días más tarde desde aquella decisión, la compañía china ha tenido que asumir el error. OnePlus se ha visto afectada por un ataque que ha logrado hacerse con información de miles de usuarios. Según se puede leer en el comunicado emitido por la empresa, están realizándose todos los esfuerzos para poder restablecer el servicio sin anomalías.

Al parecer, aquellos usuarios que entre mediados de noviembre de 2017 y el día 11 de enero del presente año hubiesen introducido datos personales, incluyendo tarjetas de crédito, podrían haberse visto afectadas por este ataque informático. Por ello, la empresa recomienda ver los extractos de las cuentas bancarios a los posibles usuarios afectados.

Según se ha podido saber, la empresa ha tenido que llevar a cabo un plan para mejorar la seguridad de la empresa en la red para evitar otros posibles hackeos de aquí en adelante.