Los primeros ordenadores que vieron la luz ocupaban una habitación, eran muy grandes. Conforme fue avanzando la tecnología el tamaño de los mismos fue a menos. A día de hoy podemos encontrar ordenadores muy pequeños, ahí está la Raspberry Pi 3, por poner un ejemplo.

En la Universidad de Michigan han llegado mucho más lejos al crear un ordenador que es más pequeño que un grano de arroz, como podemos leer en la web de dicha universidad. Solo mide 0,3 mm de largo por 0,3 mm de ancho, según El Mundo. Ahora bien, no esperes un equipo muy potente. Además, tiene un gran inconveniente, una vez lo apagamos toda la información se pierde.

El ordenador más pequeño del mundo. Universidad de Michigan

Los creadores del ordenador dicen que puede ser útil para llevar a cabo estudios relacionados con el cáncer, para monitorizar procesos bioquímicos, para vigilancia (vídeo y audio), así como para detectar el glaucoma, una enfermedad de los ojos.