Tesla acaba de confirmar, bajo la enseña personal del propio Elon Musk, su apuesta por un vehículo orientado al trabajo. Todo parece indicar que mediados de 2019 será el momento en el que pase a producción.

Según se puede leer en Reuters, el fabricante de Palo Alto tiene decidido producir una camioneta una vez esté en producción el Model Y, un crossover más pequeño que el Model X y que compartirá plataforma con el Model 3, el coche que podría cambiar los patrones de consumo de automóviles en Europa y América.

Elon Musk, el artificiero del proyecto de Tesla, ha sido el que ha ofrecido los primeros detalles del objetivo de producción de esta variante en el medio plazo.

Prometo que haremos una camioneta justo después del Model Y. Tengo los elementos básicos de diseño e ingeniería en mi mente desde hace casi 5 años. Me muero por construirlo.