Tal y como podemos leer esta mañana en Europa Press, el propio CEO de The Pokémon Company, la compañía responsable del título, ha confirmado que la franquicia introducirá tanto el intercambio de criaturas como los combates entre entrenadores uno contra uno.

Según Tsunekazu Ishihara, el videojuego móvil apenas ha descubierto el 10% de su potencial, y de momento, sus prioridades son las batallas uno contra uno y el intercambio de pokémons. El CEO no ha dado ninguna pista exacta más acerca de cuales podrían ser los próximos pasos de Pokémon GO, si bien ha aventurado diversas líneas o problemas en los que trabajar, tales como la vinculación de los Pokémon con las regiones geográficas y la necesidad de estar mirando la pantalla del smartphone constantemente.

Así, ha confirmado también que se está trabajando en el videojuego de Pokémon para Nintendo Switch, un tema que ya se comentó el pasado junio, a la vez que no ha descartado tampoco posibles nuevos accesorios o incluso un modo de juego offline.