Desde que apareció en escena el Face ID de Apple, varios son los vídeos que han demostrado cómo este sistema no es del todo vulnerable. Dejando a un lado a todos aquellos que han hecho su propio molde copiando las imperfecciones del titular del terminal, lo cierto es que en muchos casos eran niños los que confundían al sistema de reconocimiento facial.

¿A qué se debe esto? Según se puede leer en Life Hacker, Apple, ante las críticas recibidas, admitió que podría darse el caso de la vulneración de la seguridad. Al parecer, que su desarrollo físico no comience hasta pasados los 10 años provoca que el sistema pueda, dado el caso, confundir al propietario con el rosto de su hijo o hija.

De hecho, Apple ya advirtió que los menores de 13 años no debían utilizar la aplicación de desbloqueo por el cambio físico que se produce durante su desarrollo.