Los nuevos iPhone están al caer, pero mientras los de Cupertino anuncian sus nuevos smartphones tenemos que echar un vistazo al primer test de rendimiento del iPhone X y iPhone 8. En un principio ambos terminales tendrán el mismo procesador, así que el resultado debería ser similar.

Para realizar el benchmark han usado Geekbench, una herramienta muy popular. El nuevo procesador A11 de Apple ha tenido una puntuación mononúcleo de 4.061 puntos, en multinúcleo de 9.959 puntos. El Samsung Galaxy Note 8 se tiene que conformar con un máximo de 2.000 puntos en mononúcleo y 6.800 en multinúcleo. Así pues, parece que el A11 de Apple promete, tiene un rendimiento muy superior a los procesadores de la competencia.