Al parecer algunos compradores del Google Pixel 2 XL han detectado que la pantalla de su dispositivo no funciona correctamente. La mayoría de los casos tienen que ver con la pantalla POLED de LG. Al tocar sobre la misma no suele detectar nada, aunque en ocasiones y después de muchos intentos detecta que hemos tocado la pantalla.

En pocas palabras, un cierto número de Pixel 2 XL tienen problemas en la capacidad de respuesta de la pantalla táctil. Según comentan en Phandroid, Google ha reconocido el problema y piensa lanzar una actualización de software para solucionarlo. Esperemos que salga pronto, se trata de un fallo bastante molesto.