El Razer Phone es el smartphone más adaptado para el usuario que adora jugar hasta en el móvil. Está especialmente adaptado para este perfil, pero ser primerizo en tecnología móvil tiene sus consecuencias. Tras varios casos de clientes que habían reportado diversos fallos, la compañía ha tenido que dar explicaciones al respecto, tal y como se puede leer en Phonearena.com.

El problema más repetido está relacionado con el sensor de huella dactilar. Al parecer, sin motivo aparente, varios dispositivos han dejado de ofrecer esta función. Tanto es así que ni siquiera aparecía entre las opciones de configuración.

Del mismo modo, otros usuarios han denunciado que a la hora de capturar pantalla, filtros aleatorios modificaban la intensidad y color de la pantalla.

Por último, tras estar mucho tiempo jugando a algún juego, la pantalla perdía intensidad en el color y brillo, mientras que también se han reportado quejas en las que se decía que esta se quedaba parpadeando.

Debido a que todas estas anomalías podrían derivar de un problema de software, la compañía ha constatado que ya se están valorando las soluciones mediante una inmediata actualización.