Uno de los grandes problemas de PUBG en todas las plataformas es el rendimiento, si bien en PC ha mejorado bastante, sigue sin estar muy optimizado. En Xbox One y Xbox One X tampoco va muy bien, sobre todo en el modelo más potente, suele tener caídas de fps.

Los desarrolladores del juego han publicado una nota en Steam hablando sobre el estado del juego. PUBG Corp ha dicho que entre sus prioridades está mejorar el rendimiento, también optimizar los servidores y el sistema que tienen para detectar a los jugadores que hacen trampas.

Según PUBG Corp, la forma de procesar los efectos de luz y cómo se mueven los coches por las diferentes superficies sobrecargan la GPU, así que empezarán por ahí. Después tienen pensado hacer cambios en las animaciones y el modelado de los personajes para aumentar la tasa de fotogramas por segundo.