Desde que salió a la luz el iPhone X, millones de artículos han aparecido en la red en relación al Face ID, una de las novedades más llamativas de este año en tecnología móvil. Tras el buen recibimiento que ha tenido en el mercado, no son pocas las compañías que han comenzado a ver cómo la inteligencia artificial podría ser el futuro en el sector.

Qualcomm, una de las empresas con mayor protagonismo en la industria, acaba de realizar una fuerte inversión en SenseTime, una firma china que basa su negocio en este campo. Según se ha podido saber gracias a Reuters, la colaboración que se forjará en los próximos meses tiene un objetivo principal la búsqueda de una alternativa al Face ID del iPhone X.

De esta forma, de prosperar las investigaciones, en unos meses podría verse algún que otro competidor con Android con esta tecnología.