Hace unos días Broadcom puso sobre la mesa 130.000 millones de dólares para comprar Qualcomm, desde entonces se hizo el silencio, ninguna de las dos compañías dijo nada al respecto. Finalmente y según comentan en El País, Qualcomm ha rechazado la oferta de Broadcom.

Desde Qualcomm consideran la propuesta insuficiente, además, creen que la operación no sería capaz de superar el examen de los reguladores de la competencia en Estados Unidos. El rechazo fue unánime.

La propuesta infravalora nuestra posición relativa de liderazgo en la tecnología móvil y nuestras perspectivas futuras de crecimiento.

Así pues, nada ha cambiado, cada compañía seguirá a lo suyo y aquí no ha pasado nada.