Ver estallar un airbag es lo último que deseamos que nos pase, ya que significará que hemos sufrido un accidente destacable. Esta medida de seguridad, popularizada en los años ochenta en el mercado de la automoción, y obligatoria desde entonces en todos los modelos producidos, es una auténtica obra de ingeniería a tenor por las imágenes de a continuación.

Hasta ahora habíamos visto cómo funcionaba el mecanismo desde el exterior, pero nunca qué es lo que ocurría en su interior. Gracias a las imágenes publicadas por el canal de YouTube Giaco Whatever, ya sabemos qué produce que estalle en apenas 0.03 segundos, tal y como se puede leer en Gizmodo.

¿Estás preparado? El mecanismo de uso es alucinante. Eso sí, no trates de manipular este componente nunca, ya que fuera del automóvil podría ser un arma que te causaría graves daños.