Vodafone está llevando a cabo pruebas en su red 4G con la intención de poder tomar el control del tráfico aéreo de drones, según el diario Expansión. En 2017 consiguieron controlar un drone de 2 kilos de peso sin ningún problema, desde entonces han seguido realizando pruebas.

La operadora quiere probar el primer sistema de control del tráfico aéreo para drones del mundo, de ahí que esté trabajando con la Agencia Europea de Seguridad Aérea. Desde Vodafone creen que el uso comercial podría llegar a partir de 2019.

Con el sistema de Vodafone será posible controlar un drone que esté sobrevolando una zona con acceso restringido como un aeropuerto o una cárcel. Aunque hay que tener en cuenta una cosa, dicho sistema no está siendo diseñado para rastrear y controlar un drone privado, solo aquellos de uso comercial y que tienen un tamaño superior.