A mediados de año parecía que eso de hablar o navegar en la Unión Europea iba a ser posible sin encontrarnos sorpresas en la factura. El servicio roaming, tal y como defendió la Unión Europea, iba a desaparecer. Lo que no te contaron era qué es lo que aparecía en la letra pequeña del acuerdo.

Un operador en España, DIGI mobil seguirá cobrando a sus usuarios cada vez que realicen servicios propios de navegación o telefonía en cualquier lugar del territorio formado por la Unión Europea, tal y como ha desvelado El País. Y te preguntarás, ¿qué es DIGI mobil? Es un operador que ofrece servicio principalmente a población rumana afincada en España.

Sin embargo, estamos ante una empresa que en los últimos años, gracias a la popularización de sus bajos precios, ha conseguido llamar la atención de un público cada vez más extendido. Ha sido la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) la que ha permitido que la operadora de precios reducidos haya podido llevar a cabo esta polémica medida.