Atlas, el robot con apariencia humana que está desarrollando Boston Dynamics, ha aprendido a hacer una cosa más.

Situado sobre una superficie elevada, Atlas es capaz de hacer un backflip, es decir, un salto mortal hacia atrás. Lo mejor es verlo en acción por ti mismo, y te recomiendo que lo veas hasta el final:

Como habrás podido comprobar, el backflip del robot es perfecto, aterrizando sobre sus dos piernas robóticas e incorporándose sin problema alguno. Cualquier jurado le daría un 10 por este salto.

Aunque parece que ha necesitado algún que otro intento, a juzgar por la parte final del vídeo...