Samsung ha dicho que planea meterse de lleno en el mercado de los televisores curvos y finos de gama alta. Durante un evento llevado a cabo en China, el fabricante surecoreano mostró una pantalla curva de 65 pulgadas que se dobla tanto por los laterales como por la parte inferior y superior. La idea es ofrecer una mejor experiencia a los usuarios.

Samsung Display seguirá ampliando la inversión y el desarrollo de tecnologías para LCD curvas de lujo.

A día de hoy el negocio de las pantallas curvas no termina de despegar, de ahí que desde Samsung quieran impulsar las ventas. Además, el fabricante surcoreano tiene un objetivo, lanzar al mercado paneles de menos de 0,5 cm de grosor. Por lo demás, según las previsiones, se espera que este mismo año se vendan unos 4 millones de televisores curvos en China.