Samsung ha anunciado mediante una nota de prensa que está colaborando con ARM para crear procesadores de alto rendimiento. Según comenta el fabricante coreano, la plataforma IP ARM Artisan permitirá crear procesadores cuyos núcleos superen los 3 GHz.

Los nuevos procesadores Cortex-A76 contarán con un proceso de fabricación de 7 nanómetros y entrarán en producción en la segunda mitad de 2018, así que no sería descabellado pensar que el Samsung Galaxy S10 lleve unos de estos procesadores.

Estos nuevos procesadores no solo serán más potentes y eficientes, también permitirán acelerar el crecimiento de la Inteligencia Artificial y las capacidades de aprendizaje automático.