Parecía todo estar preparado para que el actual terminal de gama alta recibiese la versión más desarrollada de Android, el sistema operativo Oreo. Contra todo pronóstico, la firma ha decidido detener el proceso por detalles que no han sido revelados todavía. ¿Significa que no contarán con esta versión? Sansung ya está trabajando en ello.

Según se puede leer en Sammobile aquellos usuarios que han recibido ya la actualización no deberán realizar nada, puesto que se ha confirmado que no habrá problemas de rendimiento en relación con los usuarios que ya han dado el paso.

No obstante, se espera que Samsung ofrezca en los próximos días explicaciones al respecto para saber qué es lo que ha podido ocurrir en relación con la actualización detenida del Samsung Galaxy S8.