Mientras esperamos el anuncio del Galaxy Note9 llega un nuevo rumor relacionado con el Galaxy S10, un terminal que no veremos hasta el año que viene. Como viene siendo habitual en un principio será presentado el primer trimestre de 2019.

Pero hablemos del tuit publicado por Ice universe (@UniverseICe). En esta ocasión comenta que Samsung comenzará a producir en masa los chips LPDDR5 y UFS 3.0 a partir del segundo semestre de 2018.

Esto quiere decir que Samsung podría implementar chips de memoria RAM LPDDR5 en el Galaxy S10, así como UFS 3.0 para el almacenamiento interno. Ice universe espera ver ambas cosas en el sucesor del Galaxy S9.