Como era de esperar, unos días después de la presentación en sociedad del nuevo gama alta de Samsung, comienzan a aflorar los test que ponen a prueba todos y cada uno de los aspectos del smartphone coreano. Independientemente de su fiabilidad, ayer nos hacíamos eco de los resultados del test de cámara de DxOMark, los cuales otorgaban al Samsung Galaxy S9 la mejor puntuación de la historia. Hoy, es el turno de hacernos eco de los resultados de las pruebas de los chicos de DisplayMate.

A pesar de que DisplayMate es un estándar reconocido mundialmente para valorar la calidad de imágenes y pantallas utilizado en más de 70 países, debes ser consciente de que estos tests nunca son fiables al cien por cien, por lo que es normal que sus resultados varíen en función de quién o qué entidad haga las pruebas.

En esta ocasión, el panel OLED del Samsung Galaxy S9 se ha llevado el honor de ser calificado por DisplayMate como la mejor pantalla jamás analizada. De hecho, supera con éxito todos los apartados en los que se pone a prueba. Así, destacan su precisión en los colores o su alto nivel de brillo entre otros aspectos. Señalan también como puntos fuertes las mejoras en la accesibilidad para gente con problemas de visión, el soporte para vídeo HDR y la eficiencia del panel.