Samsung ha conseguido registrar una patente que ha sido recogida por Let's Go Digital y que está relacionada con un drone que en un principio no requiere mando alguno. Actualmente para tomar el control de un drone hace falta un teléfono móvil o bien un mando inalámbrico. Pero todo esto no hará falta con el drone de la compañía coreana.

El drone de Samsung cuenta con un modulo central que integra varios sensores para rastrear el movimiento, la posición y la altura del usuario, según Europa Press. Pero esto no es todo, también cuenta con lectura facial y de la pupila.

En conjunto, estos sensores serían capaces de permitir al usuario controlar el drone con la mirada. Además, dispone de reconocimiento de voz, detección de obstáculos y Wi-Fi, esto último suponemos que será por si hay algún problema y perdemos el control. Por ahora solo se trata de una patente, así que puede que al final el drone nunca salga a la venta.