Samsung nos tiene acostumbrados a ver cómo con frecuencia acude a las Oficinas de Propiedad Intelectual y Patentes para registrar todo tipo de soluciones tecnológicas. Ahora, no obstante, ha llamado la atención una en concreto, la cual se firmó en la primera mitad del año pasado. Es importante tener en cuenta que por aquel entonces Apple todavía no había sacado el iPhone X.

Según se puede leer en el portal Pocketnow, la firma surcoreana habría ideado un diseño que contaría con una especie de agujero en mitad de la pantalla. Este curioso aspecto exterior de un terminal no tendría biseles, pero sí necesariamente dispondría de un espacio que nos recuerda, como es lógico, a la península que tanto ha dado que hablar el iPhone X.

Parece un tanto precipitado que el inminente S9 disponga de un diseño de estas características, pero no hay que olvidar que la competencia procedente de iOS ha dejado el listón muy alto con las presentaciones de su actual gama alta.

Samsung registró esta patente en mayo de 2017, meses antes de que se anunciase el iPhone X. Pocketnow