Después de lo sucedido con el Samsung Galaxy Note 7 y los problemas que tuvo de batería, el fabricante coreano ha decidido lavar su imagen y de cara al público se podría decir que lo ha conseguido. En su día en muchos aeropuertos no dejaban subir al avión con uno de estos dispositivos, esto afectó a la imagen de Samsung.

Pues bien, Samsung ha regalado un Note 8 a cada uno de los 200 pasajeros del vuelo IB514 que iba desde La Coruña hasta Madrid. Según podemos leer en El País, la aeronave estaba adornada con publicidad de la marca y un mensaje que decía: "Bienvenido a bordo Galaxy Note 8". Una vez dentro y en pleno vuelo el vicepresidente de Samsung España anunció que todos iban a recibir un terminal completamente gratis.