El Samsung S6 ya lleva unos años en el mercado, por lo que pocos esperábamos que recibiría algún día la última versión del sistema operativo por excelencia en Google.

Esta noticia nos ha pillado de sorpresa, ya que la gama Galaxy es uno de los mejores ejemplos que puede haber para explicar la obsolescencia programada. De hecho, a vísperas de la presentación del S9 estándar y su versión vitaminada, lo que era de esperar es que tarde o temprano se liberaría Android 8.0 al S7 y S7+ y, obviamente, para la siguiente generación.

Sin embargo, según se puede leer en Pocketnow, esta actualización también podría estar disponible para aquellos que cuenten aún con un S6. Así pues, si tras más de 2 años de uso, pensabas cambiar de móvil por no poder acceder a Oreo, ¡piénsatelo 2 veces antes de dar el paso!