El DeX presentado hace unos meses por Samsung para convertir nuestro smartphone en un escritorio de trabajo tendrá una mejora que vendrá con el S9, el terminal que será abanderado de la nueva gama alta de la firma.

Según se puede leer en Phonearena.com, el dispositivo contará con mejoras en referencia al DeX Station, que es como así se llamaba la primera generación. Este, denominado DeX Pad, podría contar con una superficie táctil para manejar el cursor y realizar otras funcionalidades.

Se espera que sea presentado de forma oficial con el S9 y S9+ en el próximo MWC. De hecho, no sería extraño que la firma, para potenciar las ventas, lo incluya como regalo tal y como ya hizo con las gafas de realidad virtual en anteriores generaciones de la línea Galaxy S.

De todos modos, este accesorio estará disponible de forma separada a un precio que podría situarse en torno a los 150 dólares, es decir, unos 125 euros o 2.900 pesos mexicanos al cambio actual.