El próximo buque insignia de la compañía podría contar con un mejor rátio de pantalla respecto del total del cuerpo del terminal. Esto es lo que puede intuirse tras leer cómo en Phonearena.com han desvelado cómo el S9 y S9+ dispondrá de marcos mucho más estrechos que los que tiene el S8 o la competencia más próxima en el mundo Android.

Según se puede leer en dicha publicación, el próximo flagship de la marca podría contar hasta con un 90% del frontal siendo pantalla, superando más de un 5% lo conseguido en el último miembro de la saga S. En comparativa con el resto de modelos con sistema operativo Android, esto equivaldría a una mejora en torno al 15%.

Es cierto que el nuevo iPhone X cuenta con una pantalla OLED que ha roto el mercado de las pantallas, pero Samsung considera que su próximo dispositivo tendrá mejores características que el terminal gestionado por iOS.

¿Cómo pretende mejorar la relación de la pantalla? El bisel inferior apenas ocuparía espacio, mientras que el superior también sufriría una reducción considerable.