En los últimos meses se ha dinamizado la posible apuesta de Samsung por el mercado del móvil flexible. Tanto es así que, tal y como apunta Phonearena, la firma surcoreana podría producirlos ya durante este año. De ser así, 2019 marcaría un antes y un después en la industria del smartphone.

Al parecer, Samsung ya tendría prácticamente disponible un dispositivo capaz de plegarse para facilitar el uso del mismo. Esto permitiría un mejor aprovechamiento del espacio y, por tanto, una mejora de la experiencia de usuario. ¿Podrían aprovechar el MWC 2018 para dar más detalles al respecto? Todo parece indicar que no, puesto que el S9 se debería llevar todas las miradas.

Los primeros rumores apuntan a que este supuesto dispositivo de diseño plegable con tecnología OLED podría contar con hasta 7.3 pulgadas, pudiendo reducir considerablemente su tamaño al plegarse. ¿Cuánto tiempo habrá que esperar para conocerlo al detalle? En los próximos meses sabremos más información al respecto.