Las redes sociales vieron, el año pasado, cómo se confirmaba la ventaja de Instagram sobre otras plataformas competidoras. De hecho, SnapChat ha visto cómo durante el año pasado no paró de reducir usuarios, lo que llevó a un desplome del precio de las acciones.

No obstante, la situación podría girarse de nuevo tras comprobar cómo el máximo exponente de la compañía ha destacado unos brotes verdes en las últimas semanas en relación al número de participantes, tal y como se puede leer en Reuters. Esto ha hecho disparar el valor de cotización en los últimos días, lo que ha dado esperanzas a la firma para retomar la senda alcista.

No obstante, echando un rápido vistazo al histórico de la cotización, todavía quedan muy lejos los 27 dólares/acción a los que llegó a cotizar a principios de marzo del año pasado, más aún teniendo en cuenta que actualmente se encuentra sobre los 14 dólares/acción. ¿Se confirmará la vuelta de SnapChat al primer plano? En las próximas semanas lo veremos.