Era la semana pasada cuando te anunciamos que los brotes verdes parecía que volvían a Snapchat. Su cotización en bolsa, a raíz de esta noticia, se disparó, por lo que su capitalización nos hacía ver que sí podrían volver a lo más alto del universo de las redes sociales.

No obstante, en las últimas horas se ha producido un revés a la situación. La última actualización de la app ha introducido un radical cambio de la interfaz, dividiendo en diferentes secciones la publicaciones de los contactos y medios. Esto ha provocado que muchos usuarios, tal y como se puede leer en The Daily Beast, hayan decidido utilizar otras redes sociales a modo de queja.

De hecho, una petición realizada en Change.org, que insta la vuelta del diseño tradicional ya cuenta, al fin de edición, con más de medio millón de firmas acreditadas. ¿Tomará en consideración la firma un cambio en su política? Veremos qué solución se da a la polémica en los próximos días.