La nueva SNES Mini, que se pondrá a la venta mañana mismo, es prácticamente idéntica por dentro a la NES Mini. Tal y como recogen en Eurogamer, Nintendo ha empleado el mismo hardware que en la consola del año pasado, por lo que las diferencias se limitan a las meramente estéticas.

Así, esta Super Nintendo Classi Mini monta el mismo chipset Allwinner R16 de 4 núcleos ARM Cortex-A7 con la GPU ARM Mali-400 MP2, la misma memoria RAM DDR3 de 256 MB, y el mismo almacenamiento de 512 MB. Incluso las conexiones USB y HDMI son iguales, esta última soportando también resoluciones máximas de 720 píxeles.