Steve Wozniak, que en su día fundó Apple junto a Steve Jobs, ha explicado que "no tiene ninguna prisa por hacerse con el iPhone X". Así lo contó ayer a la prensa durante la celebración de un evento económico en Las Vegas y así lo podemos comprobar en un vídeo publicado hoy por la CNBC.

Wozniak, ha asegurado que está "contento" con su iPhone 8, si bien ha añadido discretamente que su iPhone 8 le aporta "básicamente lo mismo" que el iPhone 7 y el iPhone 6. El co-fundador de Apple afirma además que, por alguna razón que desconoce, el iPhone X será el primer terminal de Apple que no comprará el mismo día de su lanzamiento.

Estas declaraciones han llamado bastante la atención en los medios especializados, sobre todo si tenemos en cuenta que el propio Wozniak siempre ha presumido de hacer cola a las puertas de las Apple Store el día previo al lanzamiento de un nuevo producto, sea un iPad, un iPhone o cualquier otro producto Apple.

Del mismo modo, Steve Wozniak siempre ha presumido, como buen amante de la tecnología que es, de llevar varios terminales móviles encima, como demostró hace unos años en Gizmodo. Pequeños hechos que lo único que hacen es sembrar dudas y levantar suspicacias acerca de un posible fracaso de ventas del iPhone X.