El grafeno es el material conductor más eficiente en relación a la electricidad, lo cual ha provocado que muchas compañías hayan comenzado a realizar inversiones en su desarrollo. Es una tecnología que está aún en búsqueda de su implementación en diversos sectores que precisan de electricidad, por lo que todavía es pronto para anticipar su llegada al mercado en el muy corto plazo.

Sin embargo, sí que ha podido demostrarse su mayor eficiencia en el desempeño que las opciones de ion-litio. Estas baterías son las más populares, pero el futuro podría estar ligado a la inclusión de otras con el grafeno. Las principales características del supercondensador de óxido de grafeno, según se puede leer en El Periódico de la Energía, son la reducción del coste de producción y la mejora del almacenamiento de la energía eléctrica.

GO-powered tal y como se puede leer en el citado medio, será la primera gran alternativa al ion-litio disponible en el mercado. Las universidades de Flinders y Swinburne han llegado a un acuerdo con First Graphene y Kremford Pty para lanzar el primer sistema para mantener la energía eléctrica a base de grafeno. Tanto la industria informática como los fabricantes que apuestan por los coches eléctricos se mantendrán alerta para ver cómo desarrollan el producto.