El clima afecta a las baterías, sobre todo si hablamos de bajas temperaturas, digamos que son menos eficientes. Esto puede ser un inconveniente para los coches eléctricos, pero en Tesla ya se han puesto manos a la obra, como comentan en Electrek.

Tesla está trabajando en una nueva función, permitirá precalentar la batería para que sea más eficiente en climas fríos. Esta función será implementada en el futuro mediante una actualización de software.

La batería se podrá cargar mientras se lleva el proceso de precalentamiento, así que no habrá ningún problema en este sentido. Se desconoce si esta nueva característica llegará a todos los modelos Tesla a la vez o de forma progresiva.