No todos los fabricantes se comprometen con el tema de las actualizaciones, sobre todo si hablamos de dispositivos de gama media y baja. En este sentido parece que HMD lo está haciendo bien con la marca Nokia, en su día dijeron que todos los teléfonos que han lanzado a la venta recibirán Android 8.0 Oreo.

Según podemos leer en Phandroid, durante un evento en Filipinas un portavoz de HMD ha confirmado que piensan actualizar todos los móviles Nokia actuales a Android P, en cuanto esté disponible. Aunque aquí hace un inciso, el Nokia 3 podría quedar fuera al llevar un procesador MediaTek, todo dependerá de si soporta la nueva versión del sistema operativo de Google o no.