El equipo de Twitter acaba de anunciar a través de su blog oficial, que está experimentando con la ampliación de caracteres por tweet. En concreto, este límite se duplica, pasando de los 140 caracteres habituales, a 280.

Al tratarse de una medida experimental, solo algunos usuarios podrán probar esta novedad. El objetivo es el de poder comprobar cómo el límite de caracteres afecta al uso de la red social, lo cual depende, en gran medida, del idioma que se emplee.

Y es que el idioma juega un papel fundamental a la hora de usar Twitter. Por ejemplo, usuarios de habla hispana, muchas veces se ven obligados a recortar su tweet, por alcanzar fácilmente el límite de 140. Lo mismo le ocurre a los que escriben en inglés, en francés, o en otros muchos idiomas.

Sin embargo, usuarios que escriben en japonés, en chino o en coreano juegan con ventaja, puesto que en un caracter pueden plasmar más información. Por ello, esta prueba se hará entre grupos reducidos que escriban en otros idiomas distintos a estos.

Ahora, está por ver si Twitter decide ampliar el límite para todo el mundo a 280 caracteres por tweet, o finalmente se queda en un mero experimento social.