Google acaba de anunciar a través de un comunicado, que eliminará el contenido de pago de YouTube. Es decir, que desde ya, los creadores de contenido no podrán activar suscripciones de pago para sus espectadores.

Eso sí, los contenidos de pago actuales permanecerán activos hasta el próximo 1 de diciembre de 2017. Después de ese día, todos los vídeos de pago pasarán a estar privados de forma automática, y serán los dueños los que decidan si dejarlos así, o ponerlos públicos y gratuitos.

Por otra parte, a partir del 1 de noviembre, Google dejará de cargar el pago de las suscripciones a los usuarios que estén dados de alta en alguna. Además, aquellos usuarios que hayan comprado vídeos, podrán seguir disfrutándolos hasta el 1 de diciembre de 2022, pero no ocurrirá lo mismo con los alquilados, cuyo acceso estará restringido también a partir del 1 de diciembre.

Así, Google apuesta todo a sus últimas novedades en cuanto a monetización de vídeos, como YouTube Red (el YouTube de pago que todavía no está disponible en todo el mundo) o los Super Chats, de los que nos hablaban en su momento nuestros compañeros de Andro4all.

También jugarán un papel importante los patrocinios de YouTube Gaming, mediante los que los creadores de contenidos podrán recibir apoyo monetario de los espectadores.