El gran problema de Android es la fragmentación, hay millones de dispositivos que no han sido actualizados a una versión más reciente del sistema operativo, ya sea por estar descatalogados o bien por no cumplir con los requisitos a nivel de hardware. También puede ser por decisión del fabricante, y aunque el terminal sea compatible decide finalizar el soporte. Esto puede suponer un problema a la hora de instalar ciertas apps.

Dicho esto, WhatsApp ha actualizado una entrada de su blog para decir en qué plataformas dejará de funcionar la aplicación en los próximos años. Solo hay un cambio y es el siguiente, el soporte a Android 2.3.7 y anteriores ha sido extendido hasta el 1 de febrero de 2020.