La aplicación de mensajería con más usuarios, WhatsApp, ahora será mucho más útil. Acaba de ver la luz una nueva aplicación de mensajería que ha sido desarrollada por la OMS que depende de WhatsApp. Dicha herramienta permite detectar, verificar y registrar los devastadores ataques en zonas de conflicto.

La OMS espera que la herramienta basada en WhatsApp sirva de gran ayuda a la comunidad internacional. En el futuro podría ser usada para responsabilizar a los atacantes. La aplicación ahora mismo la están usando organizaciones que trabajan en Siria. Una vez se recibe una alerta de ataque, se registran todos los detalles y se cruza la información con otras fuentes que están en una base de datos central.

Este tipo de aplicaciones de mensajería se están volviendo indispensables. Sin ir más lejos, a través de WhatsApp se informó entre noviembre de 2015 y diciembre de 2016 de 402 ataques contra centros médicos y sus trabajadores.