Sí, Starbucks ha estado ofreciendo gratuitamente tecnología Wi-Fi con el propósito de lucrarse. ¿Estrategia comercial para incentivar los pedidos de batidos? No exactamente. Tal y como se puede leer en El Chapuzas Informático, un cliente de Buenos Aires se dio cuenta innmediatamente que estaban minando desde su terminal. Noah Dinkin, que es como así llama el descubridor, observó que el dispositivo iba más lento que de costumbre.

Ante esta situación, decidió echar un vistazo al código fuente, observando que algo hacía minar la criptomoneda Monero. Observó cómo aparecían enlaces que redirigían a direcciones URL en las que se negociaba esta moneda virtual. Al momento, el protagonista contactó con la compañía, la cual desconocía que ocurriese algo de esas características.

Inmediatamente después de conocer la noticia, la multinacional contactó con su proveedor de telecomunicaciones para solventar el problema. ¿Quién lleva razón? Es posible que nunca se sepa qué pudo ocurrir en ese establecimiento.

En el código fuente se pueden leer varios accesos a páginas que negocian la criptomoneda. El Chapuzas Informático