Parece que finalmente no habrá una tercera plataforma móvil que haga competencia a iOS y Android. Durante bastante tiempo Microsoft lo ha intentado, primero con Windows Phone 7/8 y más tarde con Windows 10 Mobile, pero sin éxito. Los de Redmond abandonan la lucha, al menos por ahora.

La noticia la ha dado Joe Belfiore a través de Twitter. Microsoft no lanzará más actualizaciones para Windows 10 Mobile con nuevas características o mejoras, simplemente publicarán parches de seguridad y para corregir fallos.

Según comenta Joe, Microsoft intentó incentivar a los desarrollores, incluso pagando dinero a los mismos, pero el número de usuarios es tan bajo que no merece la pena crear aplicaciones para la plataforma.