Blizzard ha llevado a cabo cambios que afectan a los suscriptores de World of Warcraft. Ahora todas las expansiones hasta Legion están incluidas en la suscripción del juego, como podemos leer en GamesIdustry.biz. Si en su día jugaste al título de Blizzard y accedes a tu cuenta vía Battle.net, podrás comprobar que tienes hasta la última expansión que hay actualmente.

Esto quiere decir que a partir de ahora solo hará falta comprar la última expansión, si no compraste en su día las anteriores no pasa nada, al pagar la mensualidad las tendrás gratis.

Pero, ¿qué pasa con aquellos que no tienen ni el juego base? Blizzard ha eliminado el Battle Chest, en su lugar ha lanzado World of Warcraft: Complete Collection por 49,99 euros, incluye el juego base, Battle for Azeroth y todas las demás expansiones.