Jugar en el Black Shark a juegos como PUBG o Fortnite será mucho más cómodo. Mi

La firma china Xiaomi acaba de presentar el nuevo Xiaomi Black Skark. Se trata de un smartphone dirigido a un público gamer, es decir, a usuarios a los que les gustan los videojuegos. No se trata del primer smartphone con este propósito (recientemente Razer nos presentaba su Razer Phone), pero sí uno de los más esperados, por venir de quien viene.

Tras el lanzamiento de su primer portátil para gamers, Xiaomi lanza ahora este Black Shark para que todo el que lo desee, pueda disfrutar de una experiencia de juego más completa en su teléfono móvil. Y es que junto al terminal, la empresa ha lanzado un accesorio con joystick, que lo transforma en algo parecido a una consola portátil.

Características y especificaciones del Xiaomi Black Shark

Xiaomi Black Shark
Dimensiones161,6 x 75,4 x 9,25 mm
Peso190g
Pantalla5,99 pulgadas, IPS, resolución FHD+ y 403 ppi
ProcesadorQualcomm Snapdragon 845 con GPU Adreno 630
RAM6 u 8 GB LPDDR4X-1866 dual channel
Sistema operativoMIUI 9, Android 8.1 Oreo
Almacenamiento64 o 128 GB UFS 2.1, no ampliables mediante tarjetas microSD
CámarasDoble cámara trasera de 12+20 megapíxeles, apertura f/1.7, autofocus y flash LED. Cámara delantera de 20 megapíxeles con apertura f/2.0
Batería4000mAh
OtrosUSB Tipo C, lector de huellas, opción de incorporar el joy, JOY UI
Precio de salidaEntre 397 y 450 euros, más 25 euros del joy

Como vemos en la tabla de especificaciones, estamos ante un móvil de gama alta, como así nos indica su potente procesador, un Qualcomm Snapdragon 845 que, en las primeras pruebas que ha pasado en AnTuTu, ha arrojado la escandalosa cifra de 270.000 puntos. A ello ayudan los 8 GB de memoria RAM que incorpora (aunque hay un modelo más económico con 6 GB), y la GPU Adreno 630 MHz que se incluye en el SoC.

La pantalla de este Black Shark alcanza las 5,99 pulgadas con resolución Full HD+ y formato 18:9, todo ello encajado en un diseño en el que no ha sido tan importante la nueva moda de recudir los marcos a su mínima expresión, sino que ha sido pensado para aportar ese plus de ergonomía y comodidad a la hora de jugar. Destaca su parte trasera, con el llamativo logo en forma de S y color verde, y una zona central con un agarre mejorado respecto a otros teléfonos.

Al Xiaomi Black Shark se le puede acoplar un accesorio para dotarlo de joystick físico y otros botones. Weibo

En cuanto al precio, el nuevo Xiaomi Black Shark se situaría en torno a los 450 euros al cambio (555 dólares americanos, 10.000 pesos mexicanos) para la versión más potente de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, mientras que la de 6+64 GB se quedará en torno a los 400 euros, es decir, 495 dólares americanos y 8.940 pesos mexicanos).