Recientemente Xiaomi ha desembarcado oficialmente en Europa, en España para ser exactos. También es posible comprar sus dispositivos a través de la tienda online. Pues bien, Xiaomi tendrá que cambiar el nombre a uno de sus productos si lo quiere poner a la venta en Europa.

Resulta que en 2014 Xiaomi presentó una solicitud en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, el fabricante quería registrar la marca Mi Pad en Europa. Apple no vio con buenos ojos dicha solicitud argumentando lo siguiente, los consumidores de habla inglesa podrían confundir Mi Pad con my pad.

Ahora, el Tribunal General de la Unión Europea ha dado la razón a Apple, así que Xiaomi no podrá usar la marca Mi Pad en Europa. Pero no todo está perdido, la compañía china todavía puede apelar al Tribunal Supremo de la Unión Europea. Todos los detalles han sido publicados en un archivo PDF que se puede descargar.