Xiaomi y Oppo podrían estar interesadas en formalizar una colaboración con el objetivo de competir con el sistema más llamativo que ha estrenado Apple en el iPhone X, el Face ID. Según se puede leer en el portla Pocketnow, ambas compañías, junto a Qualcomm, podrían estar valorando un sistema parecido al que ofrece el fabricante de la manzana.

La alternativa de estos fabricantes podría estar lista el año próximo al incluir en los terminales unos sensores de tecnología 3D en los terminales, un elemento imprescindible en la utilización de esta funcionalidad.

De producirse esta alianza operativa, modelos con sistemas operativos Android podrían contar con su propio sistema de reconocimiento facial, algo que significaría que terminales mucho más baratos que el iPhone X contarían con una tecnología semejante, siempre suponiendo que esta, por supuesto, ofreciese un servicio eficiente.