Conforme han ido pasando los años, y principalmente estos últimos meses, hemos ido viendo cómo la plataforma de vídeos más grande del mundo ha ido aplicando categorizando los vídeos con el objetivo de mejorar la experiencia de uso. Esto incluye, por su puesto, adecuar el contenido a la edad del público.

Según se ha podido saber gracias a Europa Press, la filial de Google ha cerrado en las últimas semanas en torno a 50 canales y quitado publicidad a millones de vídeos por disponer de un contenido no apropiado para todos los públicos, pese a que los protagonistas son conocidos por el público adolescente en su mayoría.

En un comunicado lanzado por el blog oficial de la subsidiaria de Google, la plataforma ha querido constatar su fortalecimiento de la estrategia manteniendo un plan de choque para lidiar con aquellos vídeos que no dispongan de temática o contenido ajustado el público general.