El Zanco Tiny T1 no puede tener la consideración de smartphone, ya que no tiene posibilidad de conexión a Internet ni capacidad para navegar. Simplemente sirve para poder comunicarte como antaño, por voz.

Según se puede leer en el perfil de Kickstarter del producto (está en busca de financiación para su producción), el considerado como teléfono móvil más pequeño del mundo ya cuenta con 85.000 euros recaudados, lo cual podría servir para comenzar su producción muy pronto.

Únicamente funciona con redes 2G, por lo que solo sirve para poder realizar llamadas telefónicas, así como envío y recepción de los tradicionales SMS. Para ello cuenta con una pantalla con un tamaño diminuto, lo justo para poder leer unas pocas letras.

Por otro lado, como es lógico, no cuenta con un espacio amplio entre las teclas, por lo que no resultará difícil equivocarse uno a la hora de marcar o escribir un mensaje. Solamente pesa poco más de 30 gramos, lo cual lo convierte en una alternativa sin competencia en esta materia.

El Zanco Tiny T1 no dispone de conexión a Internet, pero sí permite realizar y recibir llamadas y SMS. Microsiervos

Se puede conseguir por 39 euros, por lo que es más económico que el resto de propuestas que son competencia suya en el mercado. Y tú, ¿comprarías este producto o no merece la pena por muy curiosa que sea la apuesta?