Si bien ZTE no es una marca tan popular como puede ser Huawei y otras, tiene su nicho en el mercado, sobre todo en Asia. Estos últimos días no para de recibir malas noticias. Hace un par de días el Departamento de Comercio de Estados Unidos, prohibió que las empresas estadounidenses vendan componentes a ZTE. Esto significa que no podrán usar procesadores Qualcomm, por poner un ejemplo.

Ahora, el Departamento de Comercio de Estados Unidos ha ido más allá, quiere que la prohibición también impida el uso del sistema operativo Android en sus terminales, según Gizmondo.

Si finalmente se confirma, realmente ZTE podría seguir instalando Android en sus dispositivos. La solución pasaría por Android Open Source Project. Aunque por otra parte, los dispositivos de ZTE dejarían de tener acceso a Google Play y ciertas aplicaciones, al menos de forma oficial.

También cabe otra posibilidad, que ZTE abandone el mercado estadounidense y se centre en otros mercados como Europa o Asia, lo mismo que hace Huawei.