ZTE ha tenido que buscar una alternativa a Qualcomm después de la prohibición por parte del Departamento de Comercio de Estados Unidos. Durante siete años ninguna empresa estadounidense puede vender componentes al fabricante chino.

Según han publicado la agencia de noticias Reuters, MediaTek ha recibido el visto bueno del Gobierno de Taiwán para vender componentes a ZTE. Esto ha sido confirmado por MediaTek, también por un funcionario de la Oficina de Comercio Exterior de Taiwán.

En ZTE han podido solucionar un gran contratiempo, finalmente podrán seguir lanzando móviles, aunque tendrán que prescindir de Qualcomm durante unos años. Ahora falta por ver si el Departamento de Comercio de Estados Unidos consigue que ZTE deje de usar Android en sus dispositivos.

Si finalmente pierden la licencia y no pueden el sistema operativo móvil de Google, la solución pasaría por Android Open Source Project. ZTE podría crear su propio fork de Android, aunque sin los servicios de Google.