El nuevo año no ha podido empezar mejor para Amazon, que se ha convertido hace unas horas en la compañía más valiosa del mundo, por encima de auténticos gigantes como Microsoft o Apple. Es un acontecimiento especialmente relevante para la empresa de Jeff Bezos, que nunca había tenido ese honor.

Para la sorpresa de Microsoft y Apple, que se venían disputando el trono durante las últimas temporadas, Amazon ha llegado al primer puesto de la mayor capitalización bursátil. Atento, porque las cifras de Amazon son para envidiar por parte de las otras compañías.

La empresa más valiosa del mundo ahora es Amazon

Una capitalización bursátil de 797.780 millones de dólares (697.000 millones de euros) es la que ha convertido a Amazon esta pasada madrugada en la empresa más valiosa del mundo, según informa BBC, tras crecer un 3,4% durante la jornada del lunes.

Este dato le ha permitido destronar a Microsoft, que se ha quedado en el segundo lugar con 784.000 millones de dólares (685.000 millones de euros), mientras que Apple sigue en el tercer puesto con 702.000 millones de dólares (alrededor de 614.000 millones de euros).

Amazon ya puede conmemorar este 8 de enero en los años venideros, siendo ya un día histórico para una compañía que no había sido nunca la más valiosa del mundo hasta el momento. Microsoft tuvo ese título desde noviembre, fecha en la que se lo arrebató a una Apple que lo mantenía desde hacía tres meses.

Amazon se ha alzado por primera vez como compañía más valiosa del mundo. GeekWire

La riqueza de Amazon se refleja también en el crecimiento de las ganancias de Jeff Bezos, su CEO. El empresario estadounidense, fundador de la compañía, sigue consolidándose como el hombre más rico del mundo con un total de 112.000 millones de dólares (98.000 millones de euros).

Mientras grandes empresas como Alibaba y El Corte Inglés se unen contra Amazon, el gigante de Bezos sigue beneficiándose de las múltiples vías a las que se dedica actualmente. Y es que Amazon ha sabido consolidar su plataforma de comercio electrónico mientras desarrollaba otros prometedores proyectos, como la televisión en streaming o la inteligencia artificial.