La reciente adquisición del título de empresa más valiosa del mundo no ha evitado que Amazon siga sin saber dónde construir su próxima sede. La realidad es que la compañía había elegido a Nueva York y Virginia como localizaciones perfectas para su nuevo proyecto, aunque la recepción de esa noticia no fue muy positiva en la primera de ellas.

Miles de personas han levantado la voz en Nueva York para protestar en contra de la construcción de la sede de Amazon. Al principio parecía que no se trataba de un gran movimiento, pero Amazon podría estar ya replanteándose cambiar la ubicación de su sede para evitar problemas en la ciudad neoyorquina.

Nueva York se opone a la sede de Amazon

Corría el mes de noviembre cuando Amazon anunció que Nueva York y Virginia eran las vencedoras de la batalla para albergar su nueva sede. Lo que parecía una noticia positiva se convirtió en un problema para la compañía cuando descubrió que los políticos locales no estaban de acuerdo con la elección, oposición a la que se sumaron grupos activistas de la ciudad.

El rechazo recibido ha llevado a Amazon a reconsiderar la construcción de la sede en esa localización, según ha anunciado The Washington Post. Además, como la compañía aún no ha comprado el terreno en el que iría ubicado el complejo, no tendría muchos inconvenientes para retirarse a tiempo.

Amazon se replantea la elección de Nueva York como lugar para su próxima sede. UT News

Dos fuentes relacionadas con el tema son las que han aportado esta interesante información al diario. "La pregunta es si vale la pena si los políticos en Nueva York no quieren el proyecto, especialmente por la forma en que la gente de Virginia y Nashville ha sido tan acogedora", ha declarado una de ellas.

Los ejecutivos de Amazon podrían estar ya evaluando cómo está la situación en Nueva York, cómo sería la construcción allí y cuáles son las otras alternativas reales. Si consideran que el proyecto no es viable, no se lo pensarían para cambiar de elección y llevar la sede a otra ciudad de Estados Unidos.